Dado el éxito del que gozan las plataformas móviles, Microsoft no ha querido quedarse sin su parte del pastel y aunque un poco tarde, ha conseguido abrirse un hueco en el mercado gracias a una propuesta diferente cuya principal seña de identidad son los llamados live tiles o mosaicos, como han sido bautizados en español. Como sus competidores, Microsoft ha diseñado un sistema operativo multirregión, con lo que podemos cambiar el idioma del teléfono en cualquier momento. A su vez, y si así lo deseamos, también podemos agregar de manera muy sencilla varios teclados además del que está asociado al idioma del sistema. Pero si estáis aquí, probablemente sea porque queréis añadir el teclado japonés, así que veamos qué pasos tenemos que seguir para ello. 😉 Lo primero que tenemos que hacer es ir a la configuración de nuestro teléfono. Dentro ella, en la sección sistema buscamos el apartado teclado. Una vez dentro, nos aparecerán los idiomas de teclado presentes en el sistema actualmente y una opción llamada ⊕ agregar teclados. Pulsamos sobre ella y se nos mostrará una lista con todos los teclados que podemos añadir. Si nos fijamos, veremos que en la lista hay dos teclados japoneses: el Japonés 12 teclas y el Japonés QWERTY. El primero es el que están habituados a usar los japoneses y pese a que al principio pueda parecer más engorroso, con la práctica resulta más rápido para escribir ya que lo que introducimos son sílabas y no las letras una a una. El otro es el teclado con disposición QWERTY de toda la vida, donde a medida que vayamos escribiendo se irá transformando todo en hiragana o kanji, según convenga. Si el uso que vamos a darle al teclado va a ser esporádico, quizá sea la opción más práctica. Bueno, una vez decidido el teclado que utilizaremos, esperamos a que lo descargue de internet. Recomiendo realizar este proceso conectado a una red Wi-Fi. AVISO: es normal que todo este proceso lleve unos minutos. Y con normal me refiero a que no le pasa nada raro a nuestro teléfono, simplemente que así es como Microsoft ha considerado que debe ser, al tratar la instalación de un idioma de teclado como una actualización más del sistema y no como la instalación de una aplicación ajena al sistema operativo. Así que paciencia. La razón de que tarde tanto es porque primero el sistema se prepara para la descarga. Una vez preparado todo, el terminal se conectará a internet y descargará el teclado seleccionado. Tras finalizar la descarga nos aparecerá un mensaje informándonos de que la actualización está lista para ser instalada. En dicho aviso también se nos comunica que durante la instalación NO podremos utilizar el terminal...