Introducción de texto japonés en Windows 10

Publicado por el 29/04/2015 | 27 comentarios

Cada vez son más los usuarios que han dado el salto a Windows 10. Los pasos para instalar el teclado japonés son muy similares a los de versiones anteriores de Windows. Con todo, he preferido elaborar esta pequeña guía para quien le pueda interesar. Al ser una versión en continuo desarrollo es posible que los pasos, y por tanto lo que muestran las capturas de pantalla, puedan cambiar hasta la salida de la versión definitiva del sistema. Los pasos para instalar el teclado japonés en Windows 10 son los siguientes: Pulsamos sobre el logotipo de Windows del menú de inicio y después hacemos clic en Configuración. En la ventana de Configuración vamos a la sección Hora e idioma. Dentro de Hora e idioma nos dirigimos al apartado Región e idioma. Allí nos aparecerán los idiomas que estén instalados actualmente en el sistema. Seleccionamos Agregar un idioma. Escogemos el Japonés 日本語 y esperamos a que se instale. Una vez instalado debería aparecernos en la barra de herramientas el icono de la barra de idioma. Para cambiar entre idiomas podemos hacer clic en el nombre del idioma, o bien utilizar las combinaciones de teclas Windows + espacio o Alt + Mayúsculas. Ahora solo nos queda probarlo. Fácil,...

Sigue leyendo

El «bocata de lomo de ensueño» de Kimagure Orange Road

Publicado por el 04/06/2014 | 0 comentarios

Hace unas semanas recibí un correo de un lector del blog con la siguiente consulta: El otro día estuve revisionando el anime de Kimagure Orange Road que publicó Jonu Media hace ya unos cuantos años y me topé con algo que me llamó la atención. Resulta que en el capítulo 2 un personaje consigue hacerse con lo que él llama “el bocata de lomo de ensueño” y se lo enseña al protagonista. El caso es que a mí no me parece que eso sea un bocadillo de lomo. ¿Podrías aclararme un poco este asunto? Efectivamente, el amigo de Kyousuke Kasuga consigue tras cuatro días de esfuerzos infructuosos uno de los bocadillos más cotizados de la cafetería del instituto. Tanto es así que no duda en referirse a él como «el bocata de lomo de ensueño». Ahí es nada. Aquí os dejo una captura del momento en que el protagonista le intenta hincar el diente (en vano): La verdad es que cuando en España uno piensa en un bocadillo de lomo de ensueño se le pasa por la cabeza algo diferente: con queso, pimientos, tal vez lechuga y tomate o, por qué no, todo a la vez. ¿Podría tratarse pues de una adaptación que no tuvo en cuenta la imagen o es una traducción totalmente válida? Vamos a salir de dudas. Si escuchamos la pista en japonés, se da el siguiente diálogo: Amigo: ついになんと・・・四日ぶりに手に入れたぞう!Tsui ni nanto… Yokka buri ni te ni iretazou! Kyousuke: な、何が?Na-nani ga? Amigo: 幻のカツサンドだ!Maboroshi no katsusando da! Ahí, en negrita, tenemos la respuesta. ¿Pero qué es un «katsusando»? Para empezar, debemos decir que esta palabra surge de la unión de otras dos: tonkatsu y sando. La palabra tonkatsu ya es de por sí la combinación de otras dos: la palabra japonesa para cerdo (ton) con la supuesta pronunciación japonesa del vocablo inglés cutlet (katsu), que significa chuleta. Sando es simplemente la contracción de la palabra inglesa sandwich a la japonesa. Así que la primera aproximación sería decir que es un bocadillo de tonkatsu. El tonkatsu consiste básicamente en una chuleta de cerdo deshuesada, rebozada y frita en aceite acompañada normalmente de salsa tipo worcester y col rallada. Otros lo prefieren rociado únicamente con unas gotas de jugo limón e ir mojando cada trozo en mostaza japonesa, aunque existen muchas más formas de presentarlo. Se suele servir ya cortado en tiras de poco más de un dedo de grosor para facilitar su consumo, ya que se come con palillos y no con cuchillo y tenedor. No es un plato de origen japonés, pero desde su introducción en la sociedad japonesa a finales del siglo XIX ha logrado convertirse en un plato muy popular y asequible. Así que visto lo visto, técnicamente...

Sigue leyendo

¿Es Orochi realmente invisible?

Publicado por el 08/05/2014 | 1 comentario

De acuerdo con el folclore japonés, Yamata no Orochi (八岐大蛇, lit. gran serpiente dividida en ocho) fue una deidad–monstruo que en la antigüedad asoló la región de Izumo. Se la describe como un ser gigantesco de ocho cabezas y ocho colas. Fue muerta a manos del dios del mar y las tormentas Susanoo (須佐之男 / スサノオ)  y de su interior surgió la espada Kusanagi, uno de los tres tesoros imperiales de Japón. Si queréis saber más sobre esta leyenda, podéis consultar esta entrada. El mito de Orochi está presente en multitud de manifestaciones de la cultura popular japonesa, tales como novelas, mangas e incluso videojuegos. Y es en este último punto donde quiero centrarme hoy. La compañía de videojuegos SNK optó por adaptar a su manera el mito de Orochi y le dedicó un arco argumental completo dentro de su saga más famosa: The King of Fighters. Y es en The King of Fighters ’97 cuando Orochi (オロチ en este caso) hace su aparición. Cómo no, el objetivo de Orochi no es otro que acabar con la raza humana, causa principal de los problemas del mundo. El final verdadero del juego es a su vez un final especial llamado «los tres tesoros sagrados». En él, el equipo formado por los tres integrantes de los clanes que sellaron el poder de Orochi hace 1800 años debe volver a vencerlo y confinarlo para siempre. Tras derrotar a Orochi en la batalla final, los personajes mantienen un pequeño diálogo donde se preguntan si habrán conseguido vencerlo realmente, ya que la última vez que los clanes se enfrentaron a él lo único que pudieron hacer fue contenerlo. Es entonces cuando el dios aparece y nos dice esto: ¿Cómo? ¿Invisible? ¡La capa de invisibilidad no debe de funcionarle bien del todo! Visto el historial de traducciones de SNK, bien podría tratarse de una errata (y gorda), así que me dispuse a analizar el final en inglés y me encontré con esto: Bien, esto tiene más sentido. Al fin y al cabo, no deja de ser un dios. ¿Pero entonces quién tiene razón, la versión inglesa o la española? Para salir totalmente de dudas no queda otra que ponerse manos a la obra y analizar el final en japonés: Una traducción algo literal podría ser «Así es, los (seres) humanos no podéis vencerme», ¡lo cual vuelve a nuestro dios en un ser invencible! SNK es famosa por su traducciones patilleras al inglés (engrish las llaman ellos), ¡pero una vez más queda demostrado que las españolas son bastante peores! ¡Hasta...

Sigue leyendo

Localización y censura: el caso de Link’s Awakening

Publicado por el 29/04/2014 | 0 comentarios

Cuando dediqué una entrada a la localización de The Legend of Zelda: A Link to the Past mencioné que se tomaron varias decisiones con el fin de adaptar un poco el producto al mercado occidental, principalmente al norteamericano. De eso trata la localización, ¿verdad? De acuerdo con la definición que podemos encontrar en el blog de Elizabeth Sánchez León, «localizar un producto o servicio implica realizar modificaciones o adaptaciones en el original para crear un producto o servicio que pueda comercializarse en el mercado al que se pretende llegar». El dilema que se plantea a menudo es qué debe ser adaptado y qué no, y bajo qué criterio se toma esta decisión. Esto dependerá de cada compañía, pero hay veces en que esto se traduce (je) en una especie de autocensura con el fin de evitar cualquier posible controversia. Lo que puede ser visto como normal en una región puede ser inmoral u ofensivo en otro lugar. Y es que más vale prevenir que curar porque por más que nos pese, las compañías de videojuegos están para vender y no es plan de ofender a nadie, por nimia que pueda resultar la ofensa visto desde otra perspectiva. Existiendo el precedente de su hermano mayor, la primera versión para una portátil de The Legend of Zelda no iba a escaparse de los recortes de Nintendo of America. The Legend of Zelda: Link’s Awakening (en japonés ゼルダの伝説夢をみる島, lit. La leyenda de Zelda: la isla sueño) salió a la venta para la consola Game Boy en 1993. Cinco años más tarde, Nintendo lanzaría un remake a color con la coletilla «DX» al final del nombre para promocionar el lanzamiento de su consola Game Boy Color. Además del añadido del color, presentó algunos cambios menores a nivel gráfico, una nueva mazmorra exclusiva y la posibilidad de tomar fotos en algunos momentos del juego para poder imprimirlas más tarde con el accesorio Game Boy Printer. Como puede apreciarse, el estilo de la portada de la versión que nos llegó sigue el canon de la versión occidental de A Link to the Past. La verdad es que Link’s Awakening no es tan «serio» como los títulos anteriores de la saga, y esto queda patente durante todo el juego: para empezar, hay un huevo gigante en la cima de una montaña, existen varios guiños a otras franquicias de Nintendo e incluso hay momentos en los que parece romperse la llamada «cuarta pared». Además, los animales hablan y nos regalan reflexiones como estas: «Anoche soñé que me convertía en zanahoria. ¡Qué sueño más raro!» «¿Que por qué los animales podemos hablar? ¡A mí no me preguntes; solo soy un conejo!» Podría decirse también que en cierto modo tiene...

Sigue leyendo

Introducción de texto japonés en Windows 8.1

Publicado por el 29/05/2013 | 4 comentarios

Cada vez son más los usuarios que han dado el salto a Windows 8.1. Si bien es cierto que en Windows 8.1 la manera de añadir el teclado japonés es mucho más sencilla que en anteriores versiones del sistema, no está de más explicarlo para el que lo pueda necesitar. La diferencia principal radica una vez más en la controvertida interfaz (de nombre Metro) que trae esta nueva versión del sistema operativo de Microsoft. Bien, para poder añadir un nuevo idioma, lo primero que debemos hacer es abrir la aplicación de Panel de control. La manera más fácil de llegar a ella es escribiendo la palabra «panel» directamente sobre la pantalla de inicio de Windows 8. Antes de acabar de escribir la palabra ya debería de mostrarnos resultados. Si trabajamos en modo escritorio, basta con mover el ratón hacia la parte derecha de la pantalla para que nos muestre una barra desde la que podremos acceder al menú Configuración. Hacemos clic en él y nos aparecerá la aplicación Panel de Control. Abrimos la aplicación Panel de control y bajo la sección Reloj, idioma y región hacemos clic sobre Agregar un idioma. Se nos abrirá una nueva ventana donde figurarán los idiomas disponibles en el sistema actualmente. Hacemos clic en Agregar un idioma y se nos abrirá una nueva ventana con un listado de los idiomas disponibles. Nos desplazamos hacia abajo hasta que encontremos el japonés. Lo seleccionamos y hacemos clic sobre el botón de Agregar. Esperamos uno segundos a que nos lo instale. Con esto es suficiente para poder escribir en japonés. Al haber seguido estos pasos debería de aparecernos en la barra de herramientas el icono de la barra de idioma: Para cambiar entre idiomas podemos utilizar la clásica combinación de teclas Alt+Mayús además de la nueva combinación Win+Espacio. Si no nos convence ninguna de estas dos, siempre la podemos cambiar en las opciones de la barra de idioma. Bien, al cambiar el idioma de teclado debería de aparecernos algo como esto: Lo que viene a significar teclado japonés con método de conversión a hiragana. Ahora nos dirigimos a cualquier lugar susceptible de escribir texto y lo probamos: ¿A que ha sido bastante fácil?...

Sigue leyendo