Recursos para el estudio del japonés: Anki

Publicado por el 09/04/2013 | 9 comentarios

El japonés es un idioma apasionante, si bien es cierto que hay veces en que su estudio puede llegar a ser algo desquiciante. Como con otros idiomas, uno de los puntos más desalentadores es el de aprender vocabulario nuevo. Un handicap importante que tiene el japonés respecto a otras lenguas es que la palabra nueva que intentamos aprender puede estar formada por kanji que desconocemos (y por ende, desconocemos su lectura), multiplicándose así la dificultad, al tener que aprender más de una cosa de una sentada. Así pues, el procedimiento suele ser el siguiente: nos encontramos con una palabra nueva, que puede constar de uno o varios kanji los cuales tenemos que recordar, aprender sus respectivas lecturas y el significado de la palabra completa. Para retener el kanji, convendrá escribirlo hasta que nos salga natural. Y así una y otra vez hasta que memoricemos todos esos campos. Casi nada. Al haber tantos campos, aumentan las posibilidades de olvidar alguno de ellos. Sin embargo, en la actualidad existen programas que pueden hacernos la vida algo más fácil. Tal es el caso de Anki. ¿Qué es Anki? Anki (del japonés 暗記, aprender de memoria) es un programa destinado a la memorización de una materia determinada. Está disponible para la mayoría de sistemas operativos de escritorio. Es posible que hayáis oído alguna vez el término flash card. Son las típicas tarjetas de estudio mnemotécnico. Su uso más extendido es el de ayudar a aprender vocabulario, aunque se pueden utilizar para cualquier otra cosa. Pese a su nombre y al uso del que yo hablaré aquí, Anki no está diseñado únicamente para el estudio de la lengua japonesa y puede utilizarse para prácticamente todo lo que se nos ocurra, puesto que las tarjetas a estudiar pueden incluir tanto imágenes como audio, lo que amplía muchísimo sus posibilidades. El sistema que utiliza Anki se basa en la técnica de la repetición espaciada en el tiempo de dichas tarjetas. Es decir, machacar especialmente aquellas tarjetas que nos hayan costado más memorizar. Para ello, el usuario debe crear las tarjetas de la temática que considere y formar un mazo. Otra opción es descargar un mazo de internet, aunque por experiencia, los que creemos nosotros se ajustarán mejor a nuestras necesidades. El tipo más simple de tarjeta consta de dos partes, reverso y anverso, a modo de pregunta y respuesta, aunque esto también se puede modificar, adaptando los campos que queramos estudiar a nuestro gusto. En mi caso, uso el formato predeterminado, aunque el que suelo ver por ahí es de 3 campos: kanji en el anverso, y lectura y significado en el reverso. Para mis propósitos, me basta fusionar el segundo y el tercer campo en la parte trasera...

Sigue leyendo

Introducción de texto japonés en iOS

Publicado por el 05/02/2012 | 5 comentarios

Si algo caracteriza a los dispositivos dotados con iOS (iPhone, iPod Touch y iPad) es su extrema sencillez para configurarlos. Además, al tratarse de aparatos sin restricción regional, el sistema trae soporte nativo para un gran número de idiomas, entre ellos el japonés. ¡Ardo en deseos de escribir en japonés! ¿Cómo lo hago? En realidad es muy sencillo. Basta con añadir el teclado japonés a los teclados del sistema. Esto tiene dos maneras de hacerse, desde Ajustes>General>Teclado>Teclados internacionales>Añadir nuevo teclado… o desde Ajustes>General>Internacional>Teclados>Añadir nuevo teclado… Una vez allí nos aparecerá un listado con los idiomas disponibles. Si nos fijamos, veremos que hay disponibles dos teclados japoneses, rōmaji y kana (o 3×3 dependiendo de la versión de iOS).  A continuación detallaremos el uso de cada uno y que cada cual elija el que más le convenga. El teclado rōmaji Como su propio nombre indica, con el teclado rōmaji (caracteres romanos) introduciremos las palabras con un teclado con caracteres latinos al uso. Esto se consigue transcribiendo fonéticamente dichas palabras. El sistema será el encargado de transformar dicha transcripción a kana o kanji según convenga. Algo muy similar al IME de Windows. El teclado kana El teclado kana es el que utilizan el 99,9 % de los japoneses que tengan un iPhone y consiste en una tabla con las sílabas hiragana acabadas en “a”. Si por ejemplo quisiéramos escribir la sílaba ぬ, deberemos mantener el dedo presionado sobre la sílaba な. De este modo se nos desplegará un menú donde si deslizamos el dedo hacia arriba escribiremos la sílaba ぬ, si lo hiciéramos hacia la izquierda escribiríamos la sílaba に, si lo hiciéramos hacia la derecha la ね, y si finalmente optáramos por deslizarlo hacia abajo nos aparecería la sílaba の. Con la práctica, simplemente pulsando sobre la sílaba な y deslizando el dedo hacia arriba, podremos escribir la sílaba ぬ, sin esperar a que nos aparezca el menú. Si bien puede parecer engorroso, una vez acostumbrados, se consigue escribir más rápido que con el teclado rōmaji. Al igual que con el teclado rōmaji, a medida que introduzcamos las sílabas que forman las palabras el diccionario integrado nos irá mostrando sugerencias e incluso nos convertirá a kanji la mayoría de ellas en caso de que sea necesario.   Una vez escogido el teclado que más nos convenga, para probarlo basta con ir a cualquier lugar donde podamos introducir texto, y cuando nos aparezca el teclado, pulsar sobre la bola del mundo para cambiar de idioma. Bueno, ya, eso está muy bien. ¿Pero qué pasa si quiero escribir un kanji directamente y no me sé su lectura? Buena pregunta. No hay teclado japonés para ello. Peeeero, podemos usar el teclado chino con reconocimiento...

Sigue leyendo