El «bocata de lomo de ensueño» de Kimagure Orange Road

Publicado por el 04/06/2014 | 0 comentarios

Hace unas semanas recibí un correo de un lector del blog con la siguiente consulta: El otro día estuve revisionando el anime de Kimagure Orange Road que publicó Jonu Media hace ya unos cuantos años y me topé con algo que me llamó la atención. Resulta que en el capítulo 2 un personaje consigue hacerse con lo que él llama “el bocata de lomo de ensueño” y se lo enseña al protagonista. El caso es que a mí no me parece que eso sea un bocadillo de lomo. ¿Podrías aclararme un poco este asunto? Efectivamente, el amigo de Kyousuke Kasuga consigue tras cuatro días de esfuerzos infructuosos uno de los bocadillos más cotizados de la cafetería del instituto. Tanto es así que no duda en referirse a él como «el bocata de lomo de ensueño». Ahí es nada. Aquí os dejo una captura del momento en que el protagonista le intenta hincar el diente (en vano): La verdad es que cuando en España uno piensa en un bocadillo de lomo de ensueño se le pasa por la cabeza algo diferente: con queso, pimientos, tal vez lechuga y tomate o, por qué no, todo a la vez. ¿Podría tratarse pues de una adaptación que no tuvo en cuenta la imagen o es una traducción totalmente válida? Vamos a salir de dudas. Si escuchamos la pista en japonés, se da el siguiente diálogo: Amigo: ついになんと・・・四日ぶりに手に入れたぞう!Tsui ni nanto… Yokka buri ni te ni iretazou! Kyousuke: な、何が?Na-nani ga? Amigo: 幻のカツサンドだ!Maboroshi no katsusando da! Ahí, en negrita, tenemos la respuesta. ¿Pero qué es un «katsusando»? Para empezar, debemos decir que esta palabra surge de la unión de otras dos: tonkatsu y sando. La palabra tonkatsu ya es de por sí la combinación de otras dos: la palabra japonesa para cerdo (ton) con la supuesta pronunciación japonesa del vocablo inglés cutlet (katsu), que significa chuleta. Sando es simplemente la contracción de la palabra inglesa sandwich a la japonesa. Así que la primera aproximación sería decir que es un bocadillo de tonkatsu. El tonkatsu consiste básicamente en una chuleta de cerdo deshuesada, rebozada y frita en aceite acompañada normalmente de salsa tipo worcester y col rallada. Otros lo prefieren rociado únicamente con unas gotas de jugo limón e ir mojando cada trozo en mostaza japonesa, aunque existen muchas más formas de presentarlo. Se suele servir ya cortado en tiras de poco más de un dedo de grosor para facilitar su consumo, ya que se come con palillos y no con cuchillo y tenedor. No es un plato de origen japonés, pero desde su introducción en la sociedad japonesa a finales del siglo XIX ha logrado convertirse en un plato muy popular y asequible. Así que visto lo visto, técnicamente...

Sigue leyendo

¿Qué es eso del año dual España-Japón?

Publicado por el 22/10/2013 | 0 comentarios

Durante este año 2013 se han venido celebrando multitud de actos para conmemorar los 400 años del inicio de las relaciones diplomáticas entre España y Japón. Entre estos actos destaca por su relevancia la visita a España del emperador Naruhito realizada durante el pasado mes de junio. Si queréis más información sobre los actos relacionados con este año dual que abarcará hasta julio de 2014, podéis visitar su página web: año dual España-Japón. ¿Pero de dónde viene todo esto del año dual? ¿De verdad España y Japón iniciaron sus relaciones diplomáticas hace 400 años? Pues pese a que muchos desconozcan este hecho, así es. Y la verdad es que es un hito que debería de conocerse mucho más dadas las circunstancias en las que se dio ese primer contacto oficial. Hace unas semanas terminé de leer el libro El samurái (侍) de Shūsaku Endō (遠藤 周作), novela donde se narran los sucesos que propiciaron la primera embajada japonesa a tierras occidentales: la llamada Embajada Keichō. A pesar de ser una obra de ficción, refleja con bastante fidelidad la historia real de esta expedición. Trataré de elaborar una pequeña sinopsis de esta sin destriparla demasiado. En la novela, Hasekura Tsunenaga, samurái rural vasallo del daimio de Sendai, es llamado por el consejo de ancianos del sogún junto a otros samuráis de bajo rango para encabezar una misión diplomática cuyo fin es establecer relaciones comerciales con Nueva España sin tener que pasar obligatoriamente por las bases españolas de Filipinas, lo que permitiría conseguir grandes riquezas. Hasekura, samurái sencillo de la llanura, no alcanza a comprender el porqué de su elección, existiendo otros candidatos de mayor rango, más dignos para una expedición diplomática que él. Sin embargo, acepta con la vaga esperanza de poder recuperar algunas tierras mucho más fértiles que otrora fueron de sus antepasados, imposibles de recuperar de otra manera debido al periodo de paz impuesto por el sogún tras la unificación del territorio japonés. Por otro lado, tenemos a Velasco, misionero de la orden franciscana, residente en Edo en calidad de intérprete debido al edicto del sogún que proscribe el cristianismo en sus dominios directos. Velasco atribuye esta persecución de los cristianos a los errores provocados por los jesuitas, que durante décadas han tenido el monopolio de la evangelización en Japón, enfureciendo con algunas de sus acciones al mismísimo sogún. A Velasco se le ofrece la oportunidad de ejercer como intérprete en la construcción del barco de estilo occidental con destino a Nueva España, así como de realizar la misma tarea durante la expedición. El señuelo que se le ofrece es  que su orden pueda practicar en libertad el cristianismo en Japón si los acuerdos comerciales se cumplen. Durante el transcurso...

Sigue leyendo